Categorías: Moda y Belleza

¿La orina en realidad cura el acné? Una investigación

Ah sí, el viejo problema del acné. Si alguna vez has tenido un brote masivo o si simplemente vives tu vida lidiando con un problema constante de granos y espinillas, probablemente estés muy familiarizado con este tipo de miedo: un pánico aturdidor que viene con el sentimiento de estar totalmente indefenso y sin control de tu propia piel. Y de la nada llega un mito, ¿la orina cura el acné? Sigue leyendo para descubrir la respuesta.

Yo soy de las que se pone de todo para evitar los granitos. Entonces, cuando una de mis compañeras de trabajo recientemente nos contó de sus propias luchas con el acné, nos confesó que una vez estuvo tan desesperada que se orinó en su propia cara ni siquiera cuestioné el proceso ni me dio asco. Y estoy segura de que más de la mitad de ustedes estaría más que dispuesta a hacer algo mucho peor por una buena piel, así que seguí investigando este pequeño mito para descubrir todo lo que hay detrás de él.

WTF?! ¿Pipí?

“Quiero decir que la orina no fue mi primera opción en tratamientos para el acné”, dice Christina (quien pidió que se cambiara su nombre para proteger su privacidad y también para rendir homenaje a su ídolo de la infancia, Christina Aguilera, quien probablemente no unta orina en su cara). “Tenía un acné quístico tan terrible en la universidad, y había probado todos los productos de venta libre, todos los antibióticos y medicamentos orales, todas las cremas tópicas recetadas, y me sentaba frente a Google, llorando, tratando de encontrar cualquier tratamiento posible que pudiera funcionar”.

Y fue entonces cuando encontró una comunidad en línea de personas que ponían sus manos al fuego, jurando que la orina podría curar el acné. “La idea me asustó tanto, pero también estaba tan, tan desesperada, que decidí intentarlo”, dice Christina. “Oriné en un cotonete como si fuera prueba de embarazo y luego lo froté en mis mejillas donde estaba mi acné. Recuerdo completamente haberme mirado en el espejo mientras lo hacía, pensando si en realidad había llegado hasta este punto. Recuerdo que era una sensación cálida y todo olía a… orina”.

¿Funcionó la orina?

Quiero decir, para eso estamos todos aquí, ¿verdad? “Todos los sitios decían que el olor desaparece cuando la pipí se seca, que debía aplicarla todos los días para obtener los mejores resultados, pero yo simplemente… no podía”, dice Christina. “Lo hice antes de acostarme, me dormí y trate de darle una oportunidad justa, pero por la mañana, mi piel se veía exactamente igual. Creo que esperaba una bala mágica, algo que marcaría una gran diferencia y haría que la orina valiera la pena, pero todo parecía igual y simplemente no podía volver a hacerlo”, dice ella.

De acuerdo, comprensible. Pero, ¿y si hubiera seguido untando pis en su cara durante unas semanas? ¿O un mes? ¿O un año? ¿Habría limpiado su acné y transformado su piel? “¿Qué? No”, dice Mona Gohara, dermatóloga y profesora clínica de la Universidad de Yale. “No tengo ningún problema con la orina como tal, es estéril; pero de donde sale esa orina definitivamente no lo es”, dice ella. “Así que estás introduciendo una serie de problemas y bacterias al poner tu orina sobre tu cara”.

Entonces, ¿de dónde demonios vino toda esta teoría de la orina? Bueno, desde los rincones oscuros de Internet, pero también desde la historia: se llama orinoterapia y ha sido un elemento básico en la medicina alternativa desde hace mucho tiempo. Y de alguna manera tiene sentido el por qué. “La orina es rica en urea, que es un exfolian natural que ayuda a suavizar la piel y a descomponer la capa superior de las células de la piel”, dice la Dra. Gohara. Básicamente, actúa de la misma manera que el ácido salicílico, el ácido glicólico y el ácido láctico: “todos los cuales son más seguros, más efectivos y no conllevan el posible riesgo de tener, ya sabes, E.Coli”, agrega.

¿Todos deberíamos untar orina en nuestra cara?

Si estás buscando una respuesta corta y directa: no, no todos deberíamos hacerlo. La Dra. Gohara nos dice que si de alguna manera pudiéramos sacar esa orina a través de una catéter para que permanezca estéril y ninguno de los otros ácidos que mencionamos anteriormente funcionaron, podría ser una buena idea. Ve a sumergir tu cara en pipí. “Pero hasta en ese escenario no hay una razón científica legítima de por qué la orina sería superior a otra cosa”.

Así que si tienes acné y simplemente no se va, recuerda que tienes muchas opciones.

Este artículo fue originalmente publicado en Cosmopolitan US

Compartir