Categorías: Moda y Belleza

¿Cómo secas tu cara? Esta es la forma correcta de hacerlo para estimular la piel

¡Lo estás haciendo mal! Si secas tu cara por puro instinto y no pones atención, aprende a hacerlo correctamente en beneficio de tu piel.

Si secas la piel  de tu cara con esta técnica que te presentamos a continuación, el rostro tendrá más equilibrio e, incluso, se conseguirá que los productos que se apliquen después sean más efectivos.

Entérare: ¿Conoces la diferencia entre piel seca y piel deshidratada?

El gesto de secarse el rostro cuando uno se lava es casi automático, como lo es la técnica para hacerlo: arrastrando la toalla por la cara sin ton ni son, hasta conseguir la sensación de seco. Pues bien, las expertas apuestan por otra técnica que puede aportar numerosos beneficios como estimular la piel.

Y es que no hay nada mejor que saber que existen soluciones para la rutina diaria de belleza que, no siempre, pasan por añadir productos en el régimen.

Entérate: ¿Cuánto sabes sobre el ácido hialurónico? Aquí los facts que debes conocer

¿Conocías la técnica del Pat Dry?

Si se pronuncia rápido, puede hasta recordar a la receta tailandesa por antonomasia: el Pad Thai, pero nada más lejos de la realidad. El concepto viene del inglés, concretamente de los vocablos PAT que, literalmente, significa «dar una palmada«, y DRY, cuya traducción es «secar«.

Sabiendo esto, la técnica resulta fácil de entender: secar dando palmadas ligeras sobre el rostro, porque cuando secamos arrastrando la toalla, podemos irritar la piel y provocar una exfoliación continuada de la dermis y puede provocar un arrastre de aceites esenciales del tejido, alterando así su función-barrera. Si apostamos por hacerlo con pequeñas y suaves palmadas con una toalla, el proceso será mucho menos agresivo.

Checa: ¿Cuánto sabes sobre el ácido hialurónico? Aquí los facts que debes conocer

Foto: Getty Images

Los beneficos extra del Pat Dry

El hecho de que el Pat Dry implique un impacto menos menos agresivo para la piel, supone el beneficio directo de evitar un proceso irritativo, pero esto a su vez conlleva otros efectos positivos.

«Cuando secamos con pequeños toques, estimulamos el tejido, lo que facilita que esté más receptivo a los sueros y cremas que vayamos a aplicar».

Al haber menos irritación, se evitan posibles procesos inflamatorios, como los brotes de acné, sobre todo ahora, cuando las pieles están hipersensibilizadas por el uso del cubrebocas.

Por Europa Press.

Cosmo recomienda:

Cinco hábitos para cuidar tu piel en menos de 10 minutos al día

8 formas en las que les puedes dar un doble uso a tu maquillaje

¿El pelo te crece muuuy lento? Aquí 5 razones y qué hacer para remediarlo

Tendencia en el pelo: estas son las celebs que le dijeron ¡adiós al rubio, hola al castaño!

Compartir