Categorías: Entretenimiento

Estos son los secretos de las porristas de la NFL para tener un hot body

Conoce la increíble dieta y rutina de ejericios de estas guapas que siempre sorprenden con su cuerpazo y buena actitud.

Se aproxima el Super Bowl y nosotras estamos sorprendidas con la condición física y los cuerpos de impacto que tienen las porristas que bailan y animan los partidos deportivos. Además de lucir guapísimas con sus uniformes, estas chicas super fit son un excelente ejemplo de buen entrenamiento y alimentación. ¿Cómo le hacen? Nos dimos a la tarea de investigar un poco sobre sus rutinas de ejercicio y dieta para inspirarte a lograr un cuerpazo súper healthy.

Toma nota:

Entrenamiento

La rutina de las porristas dura sólo dos minutos y medio pero, durante todo el partido o evento, animan, bailan, brincan y dan piruetas. Todo este esfuerzo requiere de una condición física impecable y una excelente alimentación. Es por estos motivos que las cheerleaders tienen un cuerpo de envidia que raya en lo perfecto: fuerte, tonificado y súper curvy.

Estas chicas entrenan cuatro aspectos de su cuerpo: fuerza, flexibilidad, resistencia y balance.

Para construir la resistencia realizan mucho ejercicio cardiovascular como running, baile o spinning. Para trabajar en la fuerza, levantan pesas al menos 3 veces por semana o practican su rutina al menos 5 veces cada día. En cuanto a la flexibilidad, realizan estiramientos estáticos de 30 segundos después de calentar. El yoga y la mímica les ayudan muchísimo a trabajar en el balance que necesitan para mantener posturas perfectas durante su rutina.

Alyssa Exposito, la entrenadora de las porristas de los Jets de Nueva York, diseñó un entrenamiento HIIT (siglas en inglés para ?Entrenamiento de alta intensidad con intervalos?) especial para porristas, este incluye varios sets de squats, saltos, cuts, burpees y lunges. Al parecer, estos ejercicios son el secreto para lograr un cuerpazo de cheerleader.

Dieta

Te dejamos un ejemplo de la dieta que siguen algunas porristas profesionales de acuerdo con  un sitio especializado en entrenamiento y alimentación:

Desayuno: ½ taza de avena, ½ taza de queso cottage bajo en grasa, ½ plátano, 1 cucharada de mantequilla de maní, algunas veces café con leche baja en grasa y muuucha agua.

Snack de medio día: dos varitas de queso sin grasa y una manzana.

Almuerzo: un sándwich con pollo, aguacate, condimentos y aderezos bajos en grasa con algunas verduras como zanahorias y brócoli.

Antes de entrenar: para tener la energía suficiente, comen una powerbar con 30 gr de carbohidratos y entre 10 gr y 20 gr de proteína.

Después de entrenar: bebida hidratante y unas cuantas rebanadas de jamón de pavo bajo en sodio.

Cena: entre 100 y 170 gr de pollo, 28 gr de almendras, un camote, una buena cantidad de brócoli cocido y un vaso de leche. Antes de ir a la cama comen un yogurt griego con mantequilla de maní.

Como notas, ¡es demasiada comida! Ten en cuenta que su entrenamiento es muy exigente y que por lo tanto, queman muchas calorías, mismas que necesitan recuperar cada día para estar saludables y fuertes.

Compartir